Auto en apelación. Monitorio como vía adecuada para reclamar cantidades derivadas de pólizas de préstamo


A U T O  Nº  49/2011

       ILMOS. SRES:

       PRESIDENTE:

                 SR. DIAZ DELGADO

       MAGISTRADOS:

                 SR. MARTINEZ MEDIAVILLA

                 SR. CASADO DELGADO

       En la ciudad de Cuenca a  ocho de julio de dos mil once.

ANTECEDENTES DE HECHO

 

       PRIMERO.- Con fecha a diez de noviembre de dos mil diez, se dictó Auto por el Juzgado de instancia, en cuya parte dispositiva se acordaba: “Acuerdo. 1.- Inadmitir a trámite la solicitud  inicial de proceso monitorio instada por el Procurador de los tribunales Sr./a Maria Ángeles Hernández Martínez, en nombre y a instancia de XXXX, E.F.C., S.A., frente a XXXXXX. 2.- Archivar las actuaciones y devolver la documentación aportada. 3.- Librar certificación literal de esta resolución, que quedará unida a las actuaciones, llevándose el original al libro correspondiente. “.

 

       SEGUNDO.- Contra dicha resolución, se preparó y después se interpuso recurso de apelación por Doña María Ángeles Hernández Martínez, Procuradora de los Tribunales en nombre y representación de la XXXXX E.F.C., S.A., recurso que fue admitido por providencia de fecha veintiocho de junio de dos mil diez.

 

       TERCERO.- Remitidas las actuaciones a esta Ilma. Audiencia Provincial, recibidas con fecha  treinta de diciembre de dos mil diez, se procedió a su registro y a la formación del correspondiente rollo, designándose ponente al Magistrado Ilmo. Sr. Don Antonio Díaz Delgado. Habiéndose observado la totalidad de las prevenciones legales, y no considerándose necesaria la celebración de vista, procedió a señalarse para que tuviera lugar la correspondiente deliberación, votación y fallo, el día  doce de abril de dos mil once.      

 

       RAZONAMIENTOS JURIDICOS      

       PRIMERO.- El recurso de apelación merece acogimiento por parte de este Tribunal.

 

   En efecto, basta con dar por reproducidos los argumentos esgrimidos por la entidad recurrente para estimar que la resolución por la que se inadmite a trámite la petición inicial de procedimiento monitorio no es conforme a derecho.

 

   Así, como principal motivo se esgrime por el Juzgador de instancia, que la cantidad reclamada en el presente procedimiento tiene un cauce procesal específico previsto en los artículos 572 y concordantes de la LEC, siendo que dicha conclusión es inexacta toda vez que dicho cauce procesal está reservado- ex artículo 571 de la LEC- a los a la ejecución forzosa de títulos ejecutivos del que, directa o indirectamente, resulte el deber de entregar una cantidad de dinero líquida, siendo que el título o causa de pedir esgrimido por la entidad actora en el presente procedimiento consistente en el saldo en descubierto de una cuenta bancaria no es título ejecutivo de los contemplados en el artículo 517 de la LEC  ni, por otro lado, se trata de póliza de contrato mercantil firmada por las partes y corredor de comercio colegiado ( actualmente Notarios) que las intervenga. De ahí que no sea necesaria ni el cierre notarial de la cuenta ni, de otro modo, se colija o infiera que la utilización del procedimiento monitorio por la entidad actora constituya “un fraude de ley”.

 

   Finalmente, a los solos efectos de dar respuesta a todos los argumentos expuestos por el Juzgador “a quo”, en virtud del modo en que aparece configurado en nuestro Derecho el proceso monitorio, así como su naturaleza y finalidad, la decisión sobre la admisión o no a trámite de la petición inicial y del consiguiente requerimiento de pago al deudor se ha de fundar exclusivamente en el cumplimiento por el peticionario de los requisitos formales que establecen los arts 812 y 814 de la LEC 1/2000, si el Juzgado al que se dirige el acreedor es competente (art. 813 LEC) y, en el caso de documentos del art. 812-1, a valorar si constituyen un principio de prueba del derecho del solicitante.

   En este caso, la solicitud inicial reúne todos los requisitos necesarios para ser admitida a trámite y para requerir de pago al deudor. En efecto, se presenta un documento consistente en un contrato de financiación, mediante una línea de crédito, con un detalle de los movimientos y asientos contables de la cuenta donde se establece un saldo que es la cantidad reclamada, donde se deduce que se aporta un claro principio de prueba del derecho del peticionario suficiente a los efectos de hacer viable, el  requerimiento de pago al deudor, a fin de que abone la deuda o alegue las razones por las que no debe en todo o en parte la cantidad reclamada.

   SEGUNDO– Estimado el recurso de apelación – art. 398 de la LEC- no se efectúa expreso pronunciamiento sobre las costas procesales correspondientes a la presente alzada.

 

Por lo expuesto,

 

ACORDAMOS

       Que estimando el recurso de apelación interpuesto, revocando íntegramente la resolución recurrida debe seguirse la tramitación del procedimiento monitorio presente, sin hacer expreso pronunciamiento sobre las costas de esta alzada.

 

       Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

 

       Así lo acuerdan y firman los Ilmos. Sres. del margen. Doy fe.

Acerca de scejcuenca

SECRETARIO JUDICIAL
Esta entrada fue publicada en Jurisprudencia relacionada con el Scej, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s