Ejecución de avales. Auto en apelación


A U T O  Nº   55/2011

       ILMOS. SRES:

       PRESIDENTE:

                 SR. DIAZ DELGADO

       MAGISTRADOS:

                 SR. MARTINEZ MEDIAVILLA

                 SR. CASADO DELGADO

       En la ciudad de Cuenca, a  trece de septiembre de dos mil once.

                          ANTECEDENTES DE HECHO

       PRIMERO.- Con fecha dieciséis de julio de dos mil diez, se dictó Auto por el Juzgado de instancia, en cuya parte dispositiva se acordaba: “DESESTIMAR  la oposición a la ejecución planteada por la Procuradora de los Tribunales Doña Rosa María Torrecilla López en nombre y representación de Caja ——, y declarar procedente que siga adelante la ejecución, con imposición de las costas a la parte ejecutada.”.

       SEGUNDO.- Contra dicha resolución, se preparó y después se interpuso recurso de apelación por Doña Rosa María Torrecilla López, Procuradora de los Tribunales en nombre y representación de la Caja ——, recurso que fue admitido por providencia de fecha veintitrés de septiembre de dos mil diez.

       Con fecha cinco de Octubre de dos mil diez, Doña María José Herráiz Calvo, Procuradora de los Tribunales, en nombre y representación de D. —-,  presentó escrito impugnando el recurso interpuesto de contrario.

       TERCERO.- Remitidas las actuaciones a esta Ilma. Audiencia Provincial, recibidas con fecha  veintisiete de Octubre de dos mil diez, se procedió a su registro y a la formación del correspondiente rollo, designándose ponente al Magistrado Ilmo. Sr. Don Antonio Díaz Delgado, no considerándose necesaria la celebración de vista, procedió a señalarse para que tuviera lugar la correspondiente deliberación, votación y fallo, el día tres de mayo de dos mil once., habiéndose  presentado escrito  por Doña Rosa María Torrecilla López, procuradora  de los Tribunales , en nombre y representación de Banco ——, para si se puede admitir la sustitución por sucesión procesal de la Caja —— a favor del Banco ——, se dictó un decreto con fecha diecinueve de noviembre de dos mil diez, acordándose decretar la sucesión procesal, y señalándose para la deliberación, votación y  fallo  el día veintiuno de junio de dos mil once.    

RAZONAMIENTOS JURIDICOS

 

       PRIMERO.-  La primera cuestión que se plantea, es estudiar la naturaleza de la obligación suscrita y por consiguiente asumido por la ejecutada/recurrente respecto al aval. Del aval tal y como esta redactado en cuanto al fondo, parece evidente que la obligación que asumió el recurrente es totalmente indiferente por ser independiente del contrato suscrito entre el ejecutante y la empresa avalada en su momento por C.–. de aquí que la oposición a no pagar deriva de dicho contrato carece de todo fundamento, como postula en primer lugar la recurrente.

       SEGUNDO–  Cuestión distinta es que el aval que se pretende ejecutar sea realmente un título ejecutivo. A tal fin hemos de convenir con el recurrente, que no estamos en ninguno de los supuestos del artículo 517 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y que cualquier reclamación en el presente caso debe hacerse por la vía jurisdiccional ordinaria al no ser de aplicación lo dispuesto en la Ley especial 57/1968, al no poder ser aplicable, ni analógicamente como dice el recurrente, al no existir identidad de razón en la construcción de una nave industrial, la edificación de viviendas.           

                 En definitiva el presente recurso de apelación debe ser estimado.

       TERCERO.-  Las costas de esta alzada  no se imponen a litigante alguno. Articulo 398 de Ley de Enjuiciamiento Civil. En cuanto a las costas de la primera instancia se imponen a la parte ejecutante.

Por lo expuesto,

ACORDAMOS

       Que debemos estimar y estimamos el presente recurso de apelación revocando íntegramente la resolución recurrida, declarando no haber lugar a despechar ejecución, sin hacer expresa imposición de las costas de esta alzada al estimarse el recurso, imponiendo las costas de primera instancia al ejecutante.

       Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

       Así lo acuerdan y firman los Ilmos. Sres. del margen. Doy fe.

AUTO NUM.212/10

En Cuenca a veintiuno de julio de dos mil diez.

ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.- La  Procuradora de los Tribunales Doña Mª José Herraíz Calvo en nombre y representación de D. ——presento demanda de ejecución de titulo no judicial  contra  CAJA ——,  para exigir el cumplimiento del aval bancario número ——, y número 643– de inscripción en el registro especial de avales, expedido el día 16 de agosto de dos mil siete.

SEGUNDO.- Por auto de cinco de marzo de dos mil diez se despacha ejecución  frente a la Caja —–.

TERCERO.- Por la Procuradora Doña Rosa Maria Torrecilla López en nombre y representación del ejecutado presenta escrito de oposición.

 

CUARTO.- Tras la celebración de la vista prevista en el art. 560 LEC y practicada la prueba propuesta y admitida, quedan los autos vistos para dictar la correspondiente resolución.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO.- Alega la parte ejecutada en primer lugar oposición por defecto procesal, nulidad del despacho de ejecución  al amparo del art. 559.1.3º de la  LEC por no cumplir el documento presentado los requisitos legales exigidos para llevar la ejecución, ya que se trata de aval incluido en un supuesto dentro de la relación de títulos ejecutivos del art.517.2 de la LEC.

Como se señala en la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid, Sección 19 de 17 de octubre de dos mil ocho, “ para que determinados títulos alcancen ejecución han de sujetarse estrictamente a las exigencias de la ley que les otorgue tal carácter, pues de lo contrario no abrirán la ejecución en los términos que la Ley de Enjuiciamiento Civil, siendo que la suficiente constancia jurídica haya de extraerse de la existencia concretamente de las exigencias legalmente exigidas en relación con el titulo de que se trate, y no con otras cualesquiera, validas en el proceso declarativo pero no  en el de ejecución, pues de lo contrario llevaría a la desnaturalización del proceso de ejecución, que se convertiría en un puro proceso declarativo.

     Desde esta perspectiva es necesario examinar la demanda ejecutiva presentada, efectivamente se basa en el aval objeto de ejecución, aval  firmado por dos Apoderados de la entidad bancaría con representación y poderes suficientes para obligar a la misma, como se recoge en el propio documento, que se completa con la inscripción del aval en el Registro Especial de Avales con el número 64345.

La más reciente doctrina mercantil califica la firma de este tipo de garantías, por la Cajas de Ahorros como técnica habitual mediante la cual garantiza los compromisos de sus clientes respecto de un tercero. El aval es una modalidad de contrato de afianzamiento o fianza mercantil, regulado en los arts.439 a 442 del Código de Comercio.

Estamos pues, ante un autentico titulo ejecutivo al amparo de lo previsto en el art. 517.2.6 y 9 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, el titulo normativo (aval) se ha emitido con todos los requisitos legales, siendo el mismo una obligación ejecutiva.

 

SEGUNDO.- Desestimada la oposición por motivos formales, la ejecutada subsidiariamente a la anterior, plantea oposición de fondo a la ejecución alegando resultar inexigible la obligación causal garantizada (art. 1824 CC) por la inexistencia de la obligación garantizada, ya que no se ha producido el incumplimiento de la obligación garantizada por la avalada —–, SL, dado que el objeto de contrato de permuta firmado por la partes el 20 de octubre de 2006, no ha podido llevarse a efecto al no haber sido concedida Licencia Municipal de Obras de edificación, por el EXMO. Ayuntamiento de Carranque, para la construcción de la Nave Industrial.

 

Aun no encuadrándose el caso que nos ocupa en la Ley 57/1968 de  27 de julio, podemos aplicar el criterio establecido en su art. 1º, al otorgarle las partes de la obligación avalada, el mismo fin si el objeto principal de la obligación del contrato de permuta no se lleva a cabo, esto es  “el aval lo que trata es de garantizar al adquirente de la nave industrial futura la devolución de las cantidades  que anticipó, tanto si la construcción  no se hubiera iniciado, como cuando no llega a buen fin por cualquier causa, que es el supuesto de autos. La garantía cabe prestarla por medio de contrato de seguro o por medio de aval, que se establece como solidario, a cargo de entidad bancaria y para que resulte operativa es preciso que se den los supuestos fácticos que se dejan reseñados, en cuyo caso el comprador está facultado, por la opción que la Ley  le concede, para rescindir el contrato con devolución de las cantidades entregadas a cuenta,….”

 

Examinados los presupuestos del aval, lo cierto es que el propio contrato, establece que la vendedora finalizara las obras no mas tarde del 30 de junio de dos mil  nueve entendiéndose finalizada la nave industrial una vez que haya sido emitida la correspondiente licencia de actividad por las autoridades administrativas competentes. Asimismo los avales que se ejecutan, establecen que surtirán efectos únicamente en el caso de que la construcción no se inicie no llegue a buen fin por cualquier causa en el plazo convenido en le contrato  de compraventa, o en las posibles prorrogas convenidas entre las partes, en consecuencia quedara cancelado de pleno derecho una vez se expida la licencia de actividad por el organismo administrativo correspondiente y quede acreditada la entrega de la nave industrial a los adquirentes. Partiendo de los términos del contrato y de los avales que se ejecutan, lo cierto es que el mismo no se encuentra cancelado, puesto que se ha acreditado que no se ha  expedido la licencia de actividad ni que la nave industrial se haya entregado. Por otra parte, se ha acreditado que la construcción no haya llegado a buen fin, puesto que no se procedido a la entrega de la nave industrial, conforme lo establecido en el contrato.

Por todo ello, considerando que el aval presentado es un titulo ejecutivos valido, y que asimismo se han acreditado el supuesto de hecho de los mismos, debe desestimarse la oposición, y ordenar continuar la ejecución.

CUARTO.- Conforme al 559 .2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil  procede la imposición de las  costas de la oposición  a la parte ejecutada 

 

PARTE DISPOSITIVA

 

DESESTIMAR la oposición a la ejecución planteada por la Procuradora de los Tribunales Doña Rosa Maria Torrecilla López en nombre y representación de Caja —–, y declarar procedente que siga adelante la ejecución, con imposición de las costas  a la parte ejecutada.

 

Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación en cinco días, como dispone el art. 561.3 de la Lean, sin perjuicio de que siga adelante la ejecución  

Notifíquese  a las partes.

 

Así lo acuerda, manda y firma doña , Jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Cuenca. Doy fe.

Acerca de scejcuenca

SECRETARIO JUDICIAL
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s