Sentencia en apelación. Tasación de costas. Impugnación por excesivos de derechos de Procurador, tramitación por indebidos. Nulidad


SENTENCIA num. 203/2011

                   En Cuenca, a 22 de Noviembre de dos mil once.

     Vistos ante esta Audiencia Provincial, en trámite de recurso de apelación nº 32/2011, los autos relativos al incidente de impugnación de tasación de costas nº 73/2010, procedentes del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca, que se siguieron en virtud de impugnación de tasación de costas planteada por D. xxxxx, representados por la Procuradora de los Tribunales Dª. Marta González Álvaro y dirigidos por el Letrado D. Rafael Sánchez García, (impugnando, por lo que ahora nos interesa, como indebidos los derechos de la Procuradora de los Tribunales Dª. Susana Pérez Lanzar), en virtud de recurso de apelación interpuesto, bajo la firma de la Letrada Dª. Mª. Elena Iniesta Lozano, por la Procuradora de los Tribunales Dª. Susana Pérez Lanzar, en nombre y representación de las siguientes personas: xxxxxxx, contra la Sentencia dictada en primera instancia, por el ya referido Juzgado, en fecha 27 de Octubre de dos mil diez; habiendo sido Ponente el Ilmo. Sr. D. José Eduardo Martínez Mediavilla.

                                   Antecedentes de hecho

    Primero.- Que por la Procuradora de los Tribunales Dª. Susana Pérez Lanzar, en nombre y representación de xxxxxx, se formuló demanda, contra D. xxxxxx, cuya cuantía inicial era de 300.000 €.

    El conocimiento de tal demanda correspondió al Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca; registrándose como Procedimiento Ordinario nº 462/2006.

    Los allí demandados, (xxxxx), comparecieron; siendo representados por la Procuradora de los Tribunales Dª. Marta González Álvaro.

    Los citados demandados, (xxxxxxx), vinieron a allanarse parcialmente a la demanda del referido procedimiento nº 462/2006. En concreto, su allanamiento vino a versar sobre una cuantía de 266.922,02 €.

    El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca dictó Auto el 03.11.2006, (en el Procedimiento Ordinario nº 462/2006), en cuya Parte Dispositiva se estableció, entre otros extremos, lo siguiente:

    “… Requiérase a dichos demandados para que pongan de inmediato en disposición de los demandantes la cantidad de 266.922,02.- € a que asciende el montante de los bienes sobre los que se produce el allanamiento parcial.

    Continuándose el proceso respecto a las cuestiones no allanadas y que constan en el escrito presentado por la representación procesal de los actores, con fecha 26 de octubre de 2006.

    No ha lugar a pronunciamiento alguno sobre las costas en cuanto a las cuestiones objeto de allanamiento”.

    El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca dictó Sentencia el 09.01.2009, (en el Procedimiento Ordinario nº 462/2006), en cuyo Fallo se decidió condenar a los allí demandados, (xxxxxx), a la entrega de 25.816,76 €, una televisión y una pulsera, (en calidad de bienes que integraban una herencia), y al pago de las costas procesales.

     La Secretaria del Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca llevó a cabo, en fecha 05.01.2010, tasación de costas en los ya referidos autos 462/2006. Partió de una cuantía del procedimiento de 300.000 €. Por derechos de la Procuradora Dª. Susana Pérez Lanzar resultó una suma total de 1.470,96 €.

    La Procuradora de los Tribunales Dª. Marta González Álvaro, en nombre y representación de xxxxxx, impugnó la referida tasación de costas por considerar excesivos los honorarios de las Letradas, (Sras. Iniesta, -que había dirigido a cuatro de los actores-, y Rico, -que había dirigido al otro demandante-), e indebidos los derechos de la Procuradora Dª. Susana Pérez Lanzar. En dicha impugnación se hacía constar, entre otros extremos, que los derechos de la Procuradora Sra. Pérez se impugnaban por indebidos; ya que las normas arancelarias “…están aplicadas sobre una cuantía del procedimiento que no es la correcta. Está aplicando el arancel partiendo de cuantificar el procedimiento en 300.000 €”. A su juicio la cuantía correcta vendría a ser la suma por la que finalmente se siguió el Procedimiento Ordinario nº 462/2006, (refiriendo la parte la suma de 33.607,98 €).

    El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca dictó Providencia, el 18.03.2010, en la que, -entre otros extremos y habiéndose impugnado por indebidos los honorarios de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar; y de conformidad con lo establecido en el artículo 246.4, entonces vigente, de la L.E.Civil-, convocó a las partes a vista.

    El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Cuenca dictó Sentencia, el 27.10.2010, en cuyo Fallo se estableció lo siguiente:

    “Que ESTIMANDO la impugnación de costas presentada por la representación procesal de xxxxxx frente a la tasación de costas practicada por la Sra. Secretaria Judicial de este juzgado en fecha 5 de enero de 2.010, ACUERDO que los derechos de la Procuradora Sra. PÉREZ LANZAR ascienden a la cantidad de 700,72 euros, con condena al pago de las costas causadas por este incidente a la parte impugnada”.

    Segundo.- Por la Procuradora de los Tribunales Dª. Susana Pérez Lanzar, (en nombre y representación de xxxxxx), se preparó e interpuso recurso de apelación, (bajo la firma de la Letrada Dª. Mª. Elena Iniesta Lozano), frente a la referida Sentencia de 27.10.2010. En él, tras plantear los alegatos que consideró oportuno, se interesaba de esta Audiencia Provincial:

    “… resolución en la que revocando la recurrida se absuelva a mi representado de todas y cada una de las pretensiones deducidas en su contra, declarando ajustada a derecho la tasación de costas practicadas en su día y condenando al pago de las mismas, y todo ello con condena a las presentes costas”.

    Dicho recurso venía a fundamentarse, básicamente, en lo siguiente:

    .El Auto de allanamiento parcial dictado en su día por el Juzgado viene a ser irrelevante para el pronunciamiento sobre las costas; ya que tal pronunciamiento ha de ser único y debe emitirse en la Resolución definitiva que ponga fin al proceso.

    .Las controversias relativas a la cuantía litigiosa no pertenecen al ámbito de impugnación de la tasación de costas por indebidas; razón suficiente para desestimar la impugnación planteada.

    Tercero.- Admitido a trámite el recurso de apelación, y dado el correspondiente traslado del escrito de interposición, la Procuradora de los Tribunales Dª. Marta González Álvaro, en nombre y representación de xxxxxxx, se presentó escrito de oposición al recurso, (bajo la firma del Letrado D. Rafael Sánchez García), interesando la confirmación de la Sentencia de instancia; con imposición de las costas a la parte recurrente.

    Cuarto.- Recibidas las actuaciones en esta Audiencia Provincial, se procedió a formar el correspondiente Rollo de apelación, (asignándole el número 32/2011). Se turnó la ponencia y se señaló para deliberación, votación y fallo el 22.11.2011.

                                   Fundamentos de derecho

    Primero.- En el caso que nos ocupa la impugnación de los derechos de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar por indebidos se fundamenta en la cuantía del pleito que ha de servir de base para calcularlos.

     El Tribunal Supremo ha señalado de forma muy reiterada, (con relación a tasaciones de costas practicadas antes de la entrada en vigor de la Ley 13/2009, de 3 de Noviembre, -de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial-, y téngase en cuenta que la tasación aquí impugnada se realizó antes de dicho momento), que, por un lado, los problemas de cuantía litigiosa, (que es el problema que aquí se invoca), no pertenecen al ámbito de las impugnaciones por indebidas y que, por otro lado, la disconformidad de la parte impugnante con la aplicación del arancel de Procuradores, (que es lo que aquí en realidad también viene a suceder), tendrá que hacerla valer pidiendo la revisión razonada de la tasación por el Sr. Secretario en cuanto a los derechos del Procurador, ya que, según el artículo 245.2 de la L.E.Civil, no cabe impugnar éstos por excesivos y en realidad por esta razón se están impugnando en el caso de autos, ya que ciertamente se está viniendo a postular un determinado importe inferior y no su exclusión de la tasación, (en tal sentido, y como simple ejemplo, véanse los Autos de la Sala 1ª del Tribunal Supremo de 26.01.2010, recurso 2725/2004, y de 16.03.2010, recurso 1184/2004).

    Pues bien, si el Tribunal Supremo viene estableciendo que la pretensión que aquí nos ocupa debe hacerse valer pidiendo la revisión razonada de la tasación por el Secretario Judicial, (como acaba de indicarse), resulta que nos encontramos ante una inadecuación de procedimiento, (inadecuación procedimental que es susceptible de ser apreciada de oficio por los Tribunales, ya que como recuerda la Sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 17 de julio de 1982, entre otras, la naturaleza pública de la relación jurídico procesal, y el carácter vinculante y no dispositivo de la normativa reguladora del procedimiento, impone obligada observancia de los preceptos que lo encauzan, sustraídos a la libre iniciativa de las partes una vez que ha sido instaurado el proceso mediante el derecho potestativo de la acción, y en este sentido una doctrina jurisprudencial reiterada tiene declarado que en virtud de su carácter las disposiciones que gobiernan la actividad procesal son de imperioso acatamiento por los Tribunales y los contendientes, sin que su infracción pueda entenderse convalidada por aquietamiento o consentimiento alguno ni aquéllas sustituidas o modificadas por la voluntad expresa o tácita de las partes, por lo que su cumplimiento puede ser examinado de oficio por pertenecer a la esfera del derecho necesario), circunstancia que en el asunto que nos ocupa debe comportar la declaración de nulidad, también de oficio, de todas los trámites procesales que se han llevado a cabo con ocasión de impugnarse como indebidos los derechos de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar, exclusivamente, (y ello desde la petición inicial planteada al respecto por la Procuradora Dª. Marta González Álvaro), remitiendo a la representación procesal de xxxxxx  a la revisión razonada de la tasación por el Sr. Secretario en cuanto a los derechos de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar, (como ya se ha dicho que impone el Tribunal Supremo), teniendo presente que para la conclusión expuesta no es obstáculo lo establecido en los artículos 227.2, último párrafo, de la L.E.Civil y 240.2, último párrafo, de la L.O.P.J., ya que, en base a lo razonado, (sólo cabe pedir la revisión razonada de la tasación por el Secretario), en realidad en el presente recurso nos encontramos ante una falta de competencia funcional, (supuesto, éste, para el que la Ley sí permite declarar de oficio la nulidad de actuaciones).

    Segundo.-  A la vista de las circunstancias concurrentes expuestas, que han imposibilitado el examen de fondo del recurso de apelación, consideramos que resulta adecuado, (por analogía con lo establecido en el último inciso del apartado 1 del artículo 394 de la L.E.Civil), no imponer a ninguno de los litigantes las costas de esta alzada ni de la instancia.

    En base a la conclusión alcanzada por esta Sala, (inadecuación de procedimiento que comporta nulidad de actuaciones), también consideramos que resulta pertinente, (por analogía con lo dispuesto en la Disposición Adicional 15ª de la L.O.P.J.), devolver a la parte apelante el depósito de 50 € que ella verificó para recurrir.

    Vistos los preceptos legales invocados y demás de general y pertinente aplicación

Fallamos

    Que debemos declarar y declaramos, de oficio, la inadecuación de procedimiento; lo que comporta la declaración de nulidad, también de oficio, de todas los trámites procesales que se han llevado a cabo con ocasión de impugnarse como indebidos los derechos de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar, exclusivamente, (y ello desde la petición inicial planteada al respecto por la Procuradora Dª. Marta González Álvaro), remitiendo a la representación procesal de xxxxxxx a la revisión razonada de la tasación por el Sr. Secretario en cuanto a los derechos de la Procuradora Sra. Pérez Lanzar.

    En cuanto a las costas tanto de esta alzada como de la primera instancia, cada parte abonará las causadas a su instancia y las comunes por mitad.

    Devuélvase a la parte recurrente el depósito de 50 € que ella verificó para apelar.

    Notifíquese esta Sentencia a las partes; haciéndoles saber que es firme y que contra ella no cabe recurso alguno.

   Así por esta nuestra Sentencia,  lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Acerca de scejcuenca

SECRETARIO JUDICIAL
Esta entrada fue publicada en Jurisprudencia relacionada con el Scej. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s